Sunday, July 6, 2014

Lo que he aprendido esta semana

Como ya os conté el otro día, la semana pasada estuve atendiendo a un curso de moda organizado por Vogue y la Universidad Carlos III. Vinieron profesionales de distintos sectores y ámbitos dentro del mundo de la moda y nos contaron sus experiencias, en qué consiste su labor, y su visión particular sobre la moda. Tengo que reconocer que me sorprendió muy positivamente lo que vi y en general todos los que vinieron me parecieron muy profesionales.
Algunas cosas de las que me dí cuenta (y que quizás sean clichés, o prejuicios, pero el caso es que me sorprendieron):

-La gente está muy preparada. Aunque el mundo de la moda aparente ser algo muy trivial, la gente que se dedica a ello tiene una o dos carreras y algunos varios másters también. Saben mucho de arte, de historia y de cultura general, y desde luego saben mucho de moda. Desde luego yo he dejado de pensar que cualquiera vale para dedicarse a la moda, y ya he visto que sin una buena preparación nadie llega muy lejos.

-No hay que ser guapo para dedicarse al mundo de la moda, y tampoco hay que ir "a la moda". A mi cuando me hablaban de la " Vogue crew" siempre me imaginaba a un grupo de tías estupendas, con sus modelitos a la última, y dejadme deciros que nada más lejos de la realidad. Las personas que vinieron, todos con una trayectoria profesional bastante importante y cargos reconocidos dentro de este mundo eran por lo general gente bastante sencilla, vistiendo, hablando y siendo. Ellas por lo general venían con ropa muy sencilla, sin grandes complementos, unas más elegantes y otras más sport, mayormente con la cara lavada y el pelo suelto o recogido en una sencilla coleta. Y no eran especialmente guapas, ni altas, ni delgadas. Pero eran muy majas, eso sí, bastante llanas y cercanas, nada creídas. Todo esto me sorprendió muy gratamente.

eativa de Vogue, una señora (sí, tenía 53 años) con una personalidad increíble. A mí me hizo mucha gracia porque nos contaba que hasta las fotitos más pequeñas que van a pie de página en Vogue están retocadas y nos decía "no sabéis como me aburro yo viendo todas esas fotos de modelos perfectas". Me pareció genial. 

Conocimos a varios diseñadores, pero yo sin duda me quedo con Alma Aguilar, que me pareció absolutamente encantadora. Además, nos puso uno de sus desfiles, el de primavera-verano 2010 y me enamoré de todos aquellos magníficos vestidos con esas caídas tan perfectas… Podéis verlo aquí.

Sin embargo, la intervención que más me gustó de todo el curso fue la de Debbie Smith, la directora creativa de Vogue, una señora (sí, tenía 53 años) con una personalidad increíble. A mí me hizo mucha gracia porque nos contaba que hasta las fotitos más pequeñas que van a pie de página en Vogue están retocadas y nos decía "no sabéis como me aburro yo viendo todas esas fotos de modelos perfectas". Me pareció genial. 

Overall, el curso fue interesante, aunque también reconozco que hubo algunas charlas que me aburrieron. Pero me pareció interesante la visión global de la moda que nos dieron. Es sin duda un mundo apasionante, aunque a nivel personal creo que no me llenaría dedicarme a él. 

Os dejo un par de fotos que saqué en Loewe y una de nuestras vistas desde el CBA.


ph/fotos: yo

¡Besos!
☮, ♥ 
Amaia

No comments:

Post a Comment